Bailarina

Aylén comenzó a cantar y bailar en teatros musicales y comerciales infantiles con solo 13 años. De adolescente pasó su tiempo libre estudiando danza salón, danza oriental y además de formar su principal carrera como cantante de ópera, se fue a España para aprender flamenco. Como resultado creó los proyectos de fusión de música y danza del cante de ópera y el flamenco. 2014 el tango argentino entró en su vida y. En 2015 se formó el proyecto musical Tango Lírico junto al guitarrista Jorge Cidades de Buenos Aires. También realiza espectáculos de tango para diversos eventos y proyectos teatrales. Varias veces bailó espectáculos de tango argentino para el proyecto «Tango para personas mayores» en Hamburgo.